jueves, 27 de junio de 2013

Para gastar y ganar.


Comparto todo con vos, desde los mates apurados y la amargura de algunos días, el dilema de las rosas ... no lo se, me confunde la mañana cuando no termino de despertarme. Así de simple parece mi existencia y sin embargo tiene escaleras obtusas que subo de rodillas a veces, te imaginas? Difícil y dolorosa así es la historia que escribo, la vida que gano y gasto, pero ella se encarga de dejarme anillos en los dedos.
Hay laberintos que me confunden y vos que estás en la misma situación;  pero a mi me parece que me llevas ventaja, tenés más fuerza, llorás menos, olvidas y disculpas. En definitiva, encontraste la vuelta de tuerca que yo no alcanzo a descubrir.
Es que todos los días no son como estos, yo que soy eléctrica y movediza, que se acelera mi paso en veredas ordinarias, que veo todo en positivo, acabo en orillas frias sin música ni canto, donde lo irracional me enloquece.
Compartimos un mundo y te admiro, te tengo, te valoro. Vivimos y amamos, esto que es más de lo que podíamos soñar ahora no me confunde y escribo temblorosa que la vida también es como un tobogán para deslizarme, una vida fácil de gastar y ganar.


6 comentarios:

  1. Pero ella se encarga de ponerte anillos en los dedos... preciosa prosa, Roxana, preciosa. Cuentas la vida, sus desvelos y su belleza. Un abrazo grande y añil, por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Indigo, un abrazo desde estas orillas.

      Eliminar
  2. Ya tenía ganas de saber de ti, de volver a leerte de nuevo. Aquí te dejo un abrazo. Espero que todo vaya bien.

    Cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero muchas gracias ladrón, que más quisiera yo que escribir y leer y leerlos a ustedes,va todo muy bien espero que por t vida también. Un gusto. Saludos.

      Eliminar
  3. que maravilloso, me encanta la escalera (y a veces los laberintos)

    ResponderEliminar
  4. Compartir, es la escalera que lleva a todas las estancias.

    ResponderEliminar

visitantes