viernes, 15 de febrero de 2013

Para ser, seremos.

Los dejo ser.
Yo soy, él es.
Ellos serán lo que quieran ser.
Esa es la dicha.
Es el sol en su zenit.
Es la totalidad del ser.

Pero sin molestar, sin ofender,
sin heridas abiertas, con verdades
profundas, con recuerdos claros,
con besos en las manos.


4 comentarios:

  1. Sutil e intenso. Muy bello. Ser y dejar ser.

    ResponderEliminar
  2. Así deberían crecer todos los niños. Así deberían ser todas las educaciones.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  3. Educar en la libertad, desde la libertad y para la libertad!
    Hermoso pasar de nuevo por tu espacio.
    Besos de Eau

    ResponderEliminar

visitantes