jueves, 15 de abril de 2010

Indiferente


En mis palabras queda mi corazón.
Viva existencia de un mundo aturdido
en las horas que pasan.
Calla, no des señales de vida.
Queda como entonces. Sólo sé una palabra que se deshoja en un sentir.

7 comentarios:

  1. Hoy en día, en tiempos de incertidumbre, tener la certeza de una palabra (cualquiera sea) es poseer un tesoro inimaginable.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Realmente en tus bellas palabras y en tus imágenes siempre nos muestras tu corazón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Y es que el ser y el sentir fluye por medio de las palabras dichas o en silencio, en un mundo de prisas y olvidos.
    Que bella la palabra que tú nos transmites.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Roxana:

    En la antiguedad, se sostenía que "el silencio es oro". Puede interpretarse de muchas maneras, pero tu escrito ha sido muy sabio, tanto como la frase que solían emplear, y que aún se emplea, para callar.
    Shh..., silencio.
    Queria -además- decirte que mi ausencia (en mi blog) es temporal pero de ninguna manera en los comentarios. Vienen bien estos recreos, además me hacen sentir espectacular, después de largas jornadas laborales y correcciones de escritos, ciertamente tediosos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Una tardes más de viernes y paseando por casa de mis amigos blogueros. Disculpa que no me pueda pasar más a menudo, y que no sea todo lo original que debiera, pero me cuesta demasiado seguiros... jajaja Me encanta pasar por tu casa.

    En todo caso un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Cuando el corazon acompana a las palabras, estas se vuelven ndestructibles. La palabra que te queda seguro que es bella, como tus letras.

    Un abrazo Roxana.

    ResponderEliminar
  7. He quedado prendada de tus letras, me tocaste el corazón :)

    TE SIGO :)

    Nice to meet you ;)
    Marlene

    ResponderEliminar

visitantes